“La Osteoporosis es prevenible, facilmente diagnosticable y tratable”

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por el debilitamiento progresivo y asintomático de la estructura ósea, que expone al paciente al riesgo de sufrir fracturas ante traumatismos o esfuerzos mínimos, muchas veces invalidantes.

Afortunadamente, es prevenible, fácilmente diagnosticable incluso en sus fases precoces y tratable.

La mujer es el segmento de la población más afectada por la osteoporosis, especialmente tras la llegada de la menopausia. Hasta ese momento, los estrógenos han protegido al hueso del deterioro de su estructura. La osteoporosis posmenopáusica es un problema tan importante que ha merecido el desarrollo de unidades especificas para su prevención, diagnóstico precoz y tratamiento.

La menopausia y la toma de ciertos fármacos algunos de ellos empleados en el tratamiento del cáncer de mama pueden acelerar este proceso desencadenando una osteoporosis precoz que eleva el riesgo de fracturas óseas.

Al ser una enfermedad que no produce síntomas hasta que aparece la fractura, debe ser activamente buscada, sospechada por los datos de la historia clínica y diagnósticada mediante densitometría ósea DEXA, única prueba homologada por la Organización mundial de la Salud para su diagnóstico.

“La detección inicial de osteoporosis puede prevenir problemas secundarios especialmente en mujeres menopaúsicas y tratadas de Cáncer de mama.”

¿Que es la densitomería ósea?

La densitometría ósea es una prueba radiológica que mide la densidad mineral del hueso, podemos también calcular el riesgo de fractura y adelantarnos instaurando un tratamiento preventivo. La densitometría es imprescindible para valorar la respuesta al tratamiento y para el seguimiento evolutivo de la enfermedad.

Consulta nuestras guías de Información para pacientesConsultar Guías