¿Qué es el cáncer de Mama?

El cáncer se origina por la pérdida del control del crecimiento normal de los tejidos. En los tejidos normales, el crecimiento de nuevas células y la muerte de células viejas se mantienen en equilibrio, es decir, que nacen y mueren el mismo número de células al día. En el caso del cáncer, este equilibrio se altera. Esta alteración puede ocurrir como resultado de un crecimiento celular descontrolado o debido a la pérdida de habilidad que tienen las células normales de someterse a un “suicidio celular” mediante un proceso conocido como “apoptosis”. La apoptosis o “suicidio celular”, es el mecanismo mediante el cual las células viejas o dañadas se autodestruyen.

Los cánceres son capaces de diseminarse a través de todo el cuerpo mediante dos mecanismos: invasión y metástasis.
La invasión se refiere a la penetración directa de las células cancerosas en los tejidos vecinos. La metástasis se refiere a la habilidad de las células cancerosas para penetrar dentro de los vasos linfáticos y sanguíneos, circular a través del torrente sanguíneo y después invadir los tejidos normales en otras partes del cuerpo. Dependiendo de si se pueden diseminar o no por invasión y metástasis, los tumores se clasifican como benignos o malignos. Los tumores benignos son tumores que no se pueden diseminar por invasión o por metástasis; por lo tanto, ellos sólo crecen localmente. Por el contrario, los tumores malignos son capaces de diseminarse por invasión y por metástasis. Por definición, el término “cáncer” se aplica sólo a los tumores malignos.

Consulta nuestras guías de Información para pacientesConsultar Guías