La aparición de ojeras y pequeñas bolsas en el párpado inferior es un rasgo crucial en un tratamiento integral de rejuvenecimiento facial. Su corrección aporta una mirada mucho más fresca y juvenil, aunque muchos pacientes prefieren no tratar ese rasgo por miedo a la cirugía, ya que hasta hace poco tiempo, la única técnica realmente eficaz era la blefaroplastia.

Hoy en día existen técnicas ambulatorias que permiten realizar esta corrección de manera eficaz y segura, rellenando con ácido hialurónico en ciertos puntos estratégicos.

El ácido hialurónico es un producto muy seguro y se maneja a diario en las consultas de Medicina Estética para muchos tratamientos: relleno de arrugas o surcos nasolabiales, remodelación labial, bioplastia, hidratación profunda de la piel,… Es una macromolécula que encontramos de forma natural en muchos tejidos (no sólo en la piel) y cumple con la importante misión de captar una gran cantidad de agua para mantener la dermis hidratada.

Consulta nuestras guías de Información para pacientesConsultar Guías