Aunque es poco frecuente, existen algunos casos en los que no queda otra alternativa que recurrir a la biopsia quirúrgica.

Estos casos son aquellos en los que las biopsias no han sido concluyentes o no son concordantes con el grado de sospecha por imagen.

Otros ejemplos son los casos de telorragia, sangrado por el pezón sin alteraciones en las pruebas de imagen.

“Afortunadamente, la biopsia quirúrgica prácticamente ha desaparecido, quedando relegada a un mínimo porcentaje de casos.”

Consulta nuestras guías de Información para pacientesConsultar Guías