La punción citológica mamaria fue el primer tipo de análisis anatomopatológico de muestras mamarias. Durante muchos años, junto con el análisis de secreciones, constituyó la pieza fundamental en el diagnóstico de lesiones mamarias.

A lo largo de los últimos diez o quince años, este tipo de punciones han sido sustituidas por procedimientos biópsicos de extracción de muestra histológica, la BAG y posteriormente la BAV.

Los motivos fundamentales para este cambio son sobre todo la concordancia tan alta que se obtiene con las biopsias histológicas y que las PAAF tienen un número considerable de falsos negativos.

En la actualidad, solemos realizar PAAF en lesiones de naturaleza benigna y probablemente benigna, como son los quistes y lesiones fibroquísticas.

Normalmente el procedimiento se realiza sin anestesia, mediante un pinchazo con aguja fina que se guía por la palpación o por ecografía. Se aspira material, que se extiende en portacristales para ser estudiados por el patólogo.

Consulta nuestras guías de Información para pacientesConsultar Guías