La cirugía del cáncer de mama y el tratamiento con radioterapia puede, a veces, limitar la movilización del hombro, brazo y extremidad superior.

Nuestros fisioterapeutas están especializados en mejorar y acelerar su evolución durante el postoperatorio para favorecer una rápida recuperación de su actividad normal.

De acuerdo con nuestros principios y filosofía, nuestra meta es hacer que se sienta como antes del tratamiento los más pronto posible y recupere su actividad diaria.

Drenaje Linfático Manual

El drenaje linfático manual (DLM) es una técnica específica de masaje que tiene como objetivo activar el sistema linfático superficial y la circulación de retorno, para favorecer la eliminación del líquido que se acumula.

El DLM es una técnica suave, con maniobras superficiales y agradables que no provocan ningún dolor.

En las cirugías de mama, el tratamiento comienza lo más temprano posible, el DLM puede reducir a la mitad el tiempo de reabsorción del edema postquirúrgico, mejora la cicatrización del tejido y tiene un efecto antiálgico, lo que ayuda a disminuir el dolor postquirúrgico desde las primeras sesiones.

El vendaje multicapa se utiliza como complemento al DLM en pacientes con linfedema. Mantiene los efectos que hemos conseguido con el DLM para evitar que el edema aumente y favorece la disminución del mismo.

Vendaje neuromuscular o Kinesiotape

Es una técnica usada para una variedad de trastornos, especialmente relacionados con el deporte o sobreesfuerzo. El efecto del vendaje calma el dolor e incrementa el flujo linfático y sanguíneo.

En el linfedema, el vendaje se coloca en una posición determinada para producir una elevación de la piel, creando más espacio a nivel subcutáneo donde se encuentran los linfáticos, lo que facilita el restablecimiento de la circulación sanguínea y la evacuación linfática. Pero además, el movimiento del paciente provoca que el kinesiotape realice un bombeo que estimula la circulación linfática durante todo el día.

Masoterapia (masajes)

Consiste en la utilización de diferentes técnicas y maniobras para conseguir diferentes efectos, los principales son; disminución del dolor, relajación muscular y activación del sistema sanguíneo y linfático.

Terapia miofascial

La Terapia Miofascial es una rama de la fisioterapia dirigida al tratamiento manual de los desórdenes más comunes que afectan al aparato locomotor como consecuencia de intervenciones quirúrgicas, diferentes tipos de traumatismos (fracturas, esguinces, torceduras, golpes, etc., que producen dolor y cicatrices internas o externas limitando el movimiento), como también a raíz de los cambios relacionados con el proceso reumático, artrítico o artrósico que afecta al funcionamiento de la columna vertebral, las rodillas, los hombros y otras articulaciones del cuerpo.

En el proceso del tratamiento, el fisioterapeuta utiliza suaves estiramientos, presiones sostenidas y un posicionamiento especial para lograr cambios mecánicos del cuerpo y así aliviar el dolor y recuperar la función corporal alterada.

Terapia manual osteopática

Busca recuperar el equilibrio corporal perdido. Para ello se utilizan diversas técnicas terapéuticas: manipulaciones articulares, técnicas de energía muscular, de movilización, de estiramientos, funcionales, entre muchas otras. El tratamiento depende de una evaluación corporal completa, del tipo de lesión y del paciente.

¿Cómo evitar la caída del pelo con la quimioterapia?Ver Programa