“Las técnicas de mastectomía han evolucionado a lo largo de los últimos años, siendo cada vez menos radicales en casos seleccionados.”

Tipos de Mastectomía

 
 
 
 

MASTECTOMÍA SIMPLE

Consiste en extirpar toda la mama (la totalidad de la glándula mamaria, la piel del seno, el pezón y la areola). Se suele realizar en el mismo acto quirúrgico la biopsia del ganglio centinela.

La mastectomía está indicada en casos de carcinomas intraductales extensos, en tumores multifocales o extensos y en casos no adecuados o favorables para realizar un tratamiento conservador.

MASTECTOMÍA RADICAL MODIFICADA

Se trata de una mastectomía simple asociada a la linfadenectomía axilar.

Está indicada en casos con indicación de mastectomía y que presentan un ganglio centinela positivo con indicación de linfadenectomía o en casos con axila clínica o ecograficamente positiva.

MASTECTOMÍA AHORRADORA DE PIEL

La mastectomía ahorradora de piel conserva parte de la piel y permite una reconstrucción con un contorno más natural y con menos cicatrices visibles. El pezón y la areola se extirpan por razones oncológicas, ya que están íntimamente relacionados con el tejido mamario subyacente.

Los resultados oncológicos de la mastectomía ahorradora de piel han demostrado que es tan eficaz como la mastectomía tradicional en cuanto a la radicalidad oncológica en casos en los que el tumor se encuentre lejos de la piel. La reconstrucción mamaria después de la mastectomía ahorradora de piel se puede realizar en el mismo acto quirúrgico y la reconstrucción de la areola – pezón se realizará en una segunda etapa.

MASTECTOMÍA CONSERVADORA DE AREOLA Y PEZÓN

La mastectomía conservadora de areola y pezón es una técnica adecuada para pacientes seleccionados. Con esta técnica se consigue obtener un aspecto más natural tras las reconstrucción mamaria durante la misma intervención.

Se puede realizar una mastectomía conservadora de areola y pezón (subcutánea) en pacientes sin cáncer que se sometan a una cirugía de reducción de riesgo o en pacientes seleccionados con cáncer en los que el tumor sea pequeño y distante del pezón.

Durante la intervención se realizará una biopsia del tejido retroareolar extirpado que será analizado por los patólogos durante la intervención para descartar la presencia de células malignas o con atípia (<1%), en caso de afectación será necesario resecar el complejo areola – pezón (CAP).

Conoce todos los cuidados necesarios para antes y después de los tratamientosUNIDAD DE RECUPERACIÓN