Reducción de mama en el Varón – Ginecomastia

El desarrollo de la glándula mamaria en el varón recibe el nombre de ginecomastia. Cuando el crecimiento ocurre antes y después de la pubertad, puede ser necesario la evaluación del pediatra y del endocrino. Aunque ciertas drogas o medicamentos y algunos problemas médicos pueden estar unidos al sobredesarrollo de la mama masculina, en la gran mayoría de los casos no hay causa conocida.

Aquellos varones que presenten un aumento del volumen mamario permanente son susceptibles de tratamiento quirúrgico tras descartar cualquier causa que lo haya podido provocar. El mejor resultado se obtiene cuando la piel es firme y elástica y se adapta al nuevo contorno corporal.

La ginecomastia puede ser glandular, en la cual el aumento de tejido es debido a la hipertrofia de la glándula mamaria, o bien grasa, que es aquella pseudoginecomastia en la que la proliferación de tejido es por acumulación de grasa y guarda relación directa con la obesidad; en la ginecomastia mixta aparece un componente central glandular rodeado de tejido graso.

El procedimiento quita grasa y tejido glandular de las mamas, y en casos extremos también extirpa piel sobrante, dando lugar a un tórax plano, firme, y bien contorneado. La intervención se realiza con anestesia local y sedación. Se realizan unas incisiones de unos 3 mm, para hacer la liposucción y, en algunos casos, otra pequeña incisión en la parte inferior de la areola para extirpación de la glándula mamaria. En todos los casos, la lipoaspiración del tejido graso sirve para remodelar y alisar la cobertura cutánea pectoral.

Conoce la simulación 2D y 3D de aumento de pechoVer Simulación