Menu

Cómo favorecer las defensas con la alimentación

por | diagnóstico precoz, Fundación Tejerina, Nutrición | Sin Comentarios

En épocas de cambios de estación, de oscilaciones bruscas de temperaturas, estrés o mala alimentación, los virus y bacterias pueden atacar con más facilidad a nuestro sistema de defensa.

Por ello, los suplementos de manera natural de algunos componentes de los alimentos nos vendrá bien para reforzar este sistema inmune más vulnerable en estas situaciones.

La doctora Vidales, responsable de la Unidad de Nutrición de la Fundación Tejerina, nos detalla qué alimentos debemos consumir para favorecer nuestras defensas:

Vitaminas:

Vitamina C: por su gran poder antioxidante y cofactor en multitud de reacciones del organismo. Está presente en frutas, pero sobre todo en las cítricas como el limón, naranja, kiwi, acerola, entre otras. Una buena opción es tomar licuados de estos cítricos una vez al día.

Vitamina D: su déficit se ha asociado a enfermedades digestivas y no olvidemos que en el intestino radica la mayor base inmunitaria del organismo. Además del sol como fuente principal de obtención de vitamina D, la podemos encontrar en alimentos como la yema de huevo, pescados azules, mantequilla y semillas de linaza, entre otras.

Minerales:

El hierro es un mineral de importancia vital en la defensa contra infecciones. Un déficit de este mineral puede provocar una anemia y hacernos más propensos a las infecciones. Lo encontramos en carnes rojas, jamón Ibérico o cerdo, moluscos (la almeja es la que más hierro contiene por cada 100 gramos), verduras de color verde, legumbres y frutos secos.

El zinc se encuentra en las células por todo el cuerpo. Es necesario para que el sistema de defensa del sistema inmunitario funcione adecuadamente. Participa en la división y el crecimiento de las células, al igual que en la cicatrización de heridas y en el metabolismo de los carbohidratos. Lo encontramos en carne de cerdo, chocolate negro, arroz integral, huevos, cangrejo, carne de caza o calabaza.

Probióticos: o bacterias buenas para el intestino. Nos protegen de las bacterias dañinas o de un sobrecrecimiento bacteriano. Ambas situaciones ponen en peligro nuestra flora intestinal haciéndonos más vulnerables ante infecciones. Los probióticos los podemos encontrar en el kéfir, yogurt y bebida de kombucha.

Otras plantas o alimentos que nos ayudan a reforzar inmunidad son la equinácea, la jalea real, el jengibre y la cúrcuma.

La despensa saludable contra el cáncer de mama

por | cancer de mama, diagnóstico precoz, Fundación Tejerina, Nutrición | Un comentario

Con motivo del Día Mundial contra el cáncer de mama, desde la Unidad de Nutrición de la Fundación Tejerina, la doctora Vidales nos aporta su inestimable ayuda en la prevención de esta patología.

Muchos son los factores que condicionan la aparición de este tipo de cáncer, pero de sobra está comprobado a través de multitud de estudios científicos que el sobrepeso puede desembocar en una elevación de estrógenos producidos por el tejido graso, lo que puede producir el crecimiento de algunos tipos de cáncer, como el cáncer de mama o de endometrio.

Para ello como primera medida a poner en práctica en nuestro día a día trataremos de evitar: los azúcares, sodio (sal), alimentos procesados, alcohol, y tabaco.

Incluiremos en nuestra dieta saludable, alimentos que contengan antioxidantes, zumos y licuados naturales, frutas y verduras, probióticos, y alimentos que mejoran la inmunidad del organismo.

Además, una actividad física regular y rutinaria (andar media hora al día, por ejemplo) y la hidratación del organismo son también dos factores clave en la prevención.

Ten en cuenta estos alimentos con multitud de sustancias beneficiosas para combatir el cáncer:

  • Especias: cúrcuma, jengibre.
  • Frutas y vegetales frescos:cítricos, vegetales verdes, ajo, cebolla,
  • Cereales: avena, granos enteros, germen de trigo, soja,
  • Proteínas de alto valor biológico: pescados, aves, carnes bajas en grasa, lácteos, huevos,
  • Algas: espirulina
  • Quercetina: en cebollas rojas, manzanas, brócoli, té verde
  • Flavonoides: cítricos, piña o pera
  • Vitaminas:frutas, verduras, vegetales verdes, legumbres,nueces, salvado de trigo, lácteos, huevos, pescado azul.
  • Licopeno: tomate (mejor en salsa), sandía, fresa, naranja toronja, guayaba, papaya
  • Antocianinas y fenoles: uvas, ciruelas, berenjena, frutos rojos
  • Luteína: lechuga, melón o espinacas
  • Sulforafano: brócoli, reconocido como quimio-protector del cáncer
  • Isotiocianatos, encontrados en el brócoli, pueden detener el proceso de proliferación celular de las etapas iniciales del cáncer. Encontrado también en la col, coliflor, berros, nabo, rábanos.
  • Betacarotenos: zanahoria, pimiento rojo, brécol, maíz, yema de huevo, espinacas, col, melón, naranja, melocotón, habas, mandarina
  • Ácidos grasos omega 3-6 y 9, que se encuentran en aguacate, aceite de oliva virgen (extra mejor), pescados como las sardinas, caballas, bonito, atún, boquerones, todos ellos son pescados azules.
  • Setas: como shiitake y maitake
  • Fibra: que no solo la encontramos en la fruta y verdura, sino que también están en el salvado de trigo, leguminosas, cereales enteros como el lino,arroz, avena, centeno, trigo Y FRUTOS SECOS (nueces, almendras, anacardos, pistachos, 30 grs / día).
  • Ajo, por sus propiedades antioxidantes, antisépticas y anticancerígenas
  • Probióticos: Kéfir y yogurt.

 

Dra. Concepción Vidales Aznar

UNIDAD DE NUTRICION DE FUNDACION TEJERINA