«La cirugía de explantación es una intervención que realizamos cuando se desea retirar los implantes mamarios de manera definitiva.»

Esta sección tiene como objetivo resolver todas sus dudas sobre revisiones y cirugía de retira de prótesis mamarias (explantación o explante). Así pues, antes de adentrarnos en su lectura, debemos tener siempre presentes dos ideas clave:
  • Es muy importante realizar controles rutinarios de sus implantes mamarios para conocer su estado.
  • Frente a una cirugía de explante cada caso es único y debe realizarse un estudio individualizado para encontrar la solución que mejor se adapte a las necesidades de cada persona.

1. ¿Cómo puede revisar el estado de sus prótesis mamarias?

Puede realizarse los controles de sus mamas al igual que el resto de mujeres mediante ecografías y mamografías.

Cuando le realicen una mamografía debe avisar que tiene prótesis para que puedan llevarla a cabo correctamente mediante lo que denominamos “Maniobra de Eklund”.

La ecografía puede ser útil para valorar la integridad de los implantes, pero la prueba por excelencia para determinar su estado es la resonancia magnética.

2. ¿Las prótesis mamarias pueden durar toda la vida?

Los implantes mamarios no son para siempre. Su vida útil puede variar en función de la persona y no cuentan con un tiempo establecido, por lo que las mujeres con prótesis, eventualmente, podrían tener que someterse a una cirugía para su recambio o retirada. Es importante conocer el fabricante y material de sus prótesis mamarias.

3. ¿Qué señales pueden indicar un mal estado de sus prótesis?

La ruptura de la prótesis tiene lugar cuando hay un desgarre o agujero en la cubierta externa del implante. En la mayoría de los casos la rotura o deterioro de las prótesis mamarias es asintomática, por lo que resulta imprescindible la revisión de las mismas de forma rutinaria.

Recuerde que tras una cirugía deberá acudir a revisiones anuales con su médico. Asimismo, las mujeres, a partir de los 40 años, deben realizarse revisiones rutinarias de mama y, en caso de ser portadoras de prótesis, avisar también a los médicos.

A pesar de ello, algunas señales que deben alarmarnos son:

  • Asimetría en las mamas.
  • Deformidad en el pecho.
  • Endurecimiento del pecho.

Si presenta alguna de esta sintomatología acuda a realizarse una revisión de las prótesis tan pronto como sea posible.

Asimismo, además de los controles rutinarios, deberá acudir a consulta para comprobar la integridad de la prótesis en los siguientes casos[1]:

  • Cuando la mama ha sufrido un fuerte traumatismo (con o sin herida).
  • Ante heridas punzantes o cortantes de la mama.
  • Cuando, como resultado de un traumatismo, se han producido fracturas costales que pudieran haber puncionado la prótesis.
  • Dolor persistente en la mama, sin traumatismo o causa aparente.

[1] Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). (2021a, junio 29). Información para pacientes con prótesis mamarias. Recuperado 22 de abril de 2022, de https://www.aemps.gob.es/productos-sanitarios/protesis-mamarias/informacion-para-pacientes-sobre-protesis-mamarias/

4. Además de la rotura, ¿qué podría ser motivo de explante?

Además de la rotura del implante explicada anteriormente, algunas de las complicaciones relacionadas con las prótesis mamarias y que pueden ser motivo de explante son[2]:

Deseo de la paciente: Algunas mujeres desean retirarse las prótesis mamarias porque les hacen sentirse molestas, ya no se sienten cómodas con ellas o nunca lo han hecho. Algunas de ellas pueden percibir los implantes como un cuerpo extraño y no sentirlos como propios.

Contractura capsular: Envoltura que crea el organismo alrededor de la prótesis. Habitualmente esta cápsula es blanda y no se nota. En algunas pacientes la cápsula se hace más gruesa y firme y puede llegar a deformar la prótesis y provocar dolor.

Alteraciones de la sensibilidad: En ocasiones se puede producir una disminución o pérdida de la sensibilidad de areolas, pezones y áreas circundantes mamarias. Cuando ocurre, habitualmente, es transitorio, pero pudiera ser una alteración permanente.

Calcificaciones: Se pueden formar calcificaciones en la cápsula que forma el propio organismo alrededor del implante. Este hallazgo, poco frecuente, habitualmente es consecuencia de una contractura capsular.

Migración de partículas de gel: En los implantes rellenos de gel hay una migración de partículas de gel, mínima pero detectable, a través de la barrera que supone la envoltura del implante. Este “exudado” de gel es muy reducido en las prótesis actuales.

Linfoma anaplásico de células grandes (LACG): El LACG relacionado con implantes mamarios, en la mayor parte de los casos, tiene una forma de presentación mucho menos agresiva que el LACG no relacionado con implantes, estando en la mayoría de las ocasiones confinado a la cápsula periprotésica. En muchas ocasiones es una enfermedad de comportamiento indolente y de buen pronóstico.

Síndrome ASIA (síndrome autoinmune/autoinflamatorio inducido por adyuvantes) o enfermedad del implante de mama: Actualmente no existe una evidencia científica clara de que sus síntomas, que son muy frecuentes en la población general, sean causados por las prótesis mamarias. No obstante, se desaconseja la implantación de prótesis de mama en pacientes con enfermedades autoinmunes/autoinflamatorias conocidas y activas. El Síndrome ASIA está vinculado a síntomas muy diversos que incluyen dolores musculares y/o articulares, fatiga crónica, alteraciones del sueño, manifestaciones cutáneas (urticaria, eccema, edema), manifestaciones neurológicas (pérdida de memoria, debilidad, falta de concentración), manifestaciones digestivas (síndrome del intestino irritable), etc. En nuestro Centro estamos realizando un registro de pacientes que experimentan esta sintomatología y se realizan un explante mamario. Con él, hemos podido comprobar que un porcentaje importante de ellas mejora tras la cirugía. Además, otros grupos internacionales han verificado también los mismos resultados y, por tanto, nuestra responsabilidad como médicos es investigar y realizar estudios prospectivos para determinar los factores implicados en esta entidad.

 

 

[2] Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). (2021, junio). Protocolo para la implantación, seguimiento y explantación de prótesis mamarias. https://www.aemps.gob.es/productosSanitarios/docs/mamoplastia-aumento.pdf?x85293

5. ¿De qué formas podemos realizar la retirada de los implantes?

Retirada en bloque: Siempre que se colocan unos implantes, el cuerpo genera una barrera de protección creando una cápsula de protección alrededor de los mismos, es lo que llamamos “cápsula periprotésica”. La retirada de implantes en bloque significa que la prótesis y el tejido que está alrededor se retiran juntos sin abrir la cápsula. Es importante realizar una explantación en bloque siempre que exista malignidad, sospecha de ruptura o contaminación de los mismos. Este procedimiento no es sencillo, especialmente en el momento de separar la cápsula de la pared torácica cuando los implantes están debajo del músculo, ya que tiende a adherirse a las cotillas y los músculos, por lo que requiere de un cirujano especializado. El paciente debe ser informado de los riesgos de este procedimiento y de que no siempre es viable realizarlo.

Capsulectomía total: Consiste en llevar a cabo una extracción completa de la cápsula que se ha creado y que envuelve el implante.

Reconstrucción mamaria tras la retirada de implantes: Las mujeres jóvenes con implantes no muy grandes con buena calidad de la piel, areola y pezón y en posición adecuada, no requerirán reconstruir la mama en la mayoría de los casos tras una explantación. Solo algunas pacientes necesitarán una reconstrucción de la mama en el momento del explante debido a la falta de volumen tras la retirada. En esos casos utilizaremos el propio tejido mamario o grasa autóloga de otras zonas del cuerpo para reconstruir su forma.

6. ¿En qué consiste la cirugía de retira de prótesis mamarias y cómo será la recuperación?

La cirugía de retira de prótesis mamarias es una intervención a la que las mujeres deciden someterse por motivos muy variados y que realizamos cuando desean retirar los implantes mamarios de manera definitiva. Cada caso es único y debemos realizar un estudio individualizado para encontrar la solución que mejor se adapte a las necesidades de cada persona.

Actualmente, es posible retirar los implantes (explantación) a pesar de tenerlos desde hace años. Existen diferentes técnicas de reconstrucción para recuperar la forma de la mama sin la necesidad de llevar implantes y en la mayoría de los casos, se puede obtener una forma natural y adecuada del pecho tras la explantación.

La cirugía de explante mamario, en la que se retiran las prótesis, requiere anestesia general y su duración es de entre una hora y media y dos horas. Tras ella, es necesario un día de hospitalización.

El tiempo de recuperación, una vez recibida el alta, varía en función de cada caso. En la mayor parte de las mujeres oscila entre 15 y 20 días. Pasados unos días de la intervención, es recomendable realizar algunas sesiones de fisioterapia para favorecer la rápida recuperación. Su cirujano le indicará el momento oportuno para comenzar.

Al tratarse de un procedimiento quirúrgico, antes de someterse a él, debe ser informada por el cirujano y conocer todos los detalles sobre la cirugía.

7. ¿Cómo debe prepararse para la operación?

Previamente a la intervención, se le realizará un estudio preoperatorio que comprende: una analítica con coagulación, una radiografía de tórax y un electrocardiograma. Del mismo modo, es imprescindible llevar a cabo un estudio de mama antes de someterse a una intervención para conocer la estructura mamaria y descartar cualquier patología.

También es importante que[3]:

  • Se abstenga, al menos 15 días antes de la operación, de tomar preparados que contengan ácido acetilsalicílico o salicilatos, antiinflamatorios o preparados que contengan vitamina E, ya que pueden favorecer el sangrado quirúrgico y la formación de hematomas (acúmulos de sangre) en el postoperatorio. Asimismo, deberá evitar productos e infusiones de herboristería si no se ha informado adecuadamente de los eventuales efectos de estas sustancias sobre la coagulación.
  • Informe sobre cualquier medicación que esté tomando.
  • Se le recomienda abstenerse de fumar o reducirlo al mínimo durante los 30 días previos a la intervención, siendo lo ideal dejar de fumar.
  • Guarde ayuno absoluto el día de la intervención de, al menos, ocho horas, en caso de que vaya a ser operada con anestesia general o bajo anestesia local con sedación.
  • El día de la intervención no debe aplicarse lociones o cremas de belleza facial ni corporal, maquillaje, lápiz de labios y ojos, laca de uñas, etc.

[3] Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). (2021, junio). Protocolo para la implantación, seguimiento y explantación de prótesis mamarias. https://www.aemps.gob.es/productosSanitarios/docs/mamoplastia-aumento.pdf?x85293

8. ¿Cuáles son las molestias postoperatorias normales?

Tras la cirugía, puede sentir dolor a nivel local en la región mamaria que en muchos casos deriva en la necesidad de tomar analgésicos que su médico le pautará.

Es normal que se produzca cierto edema (hinchazón) y cambios de coloración en la piel de la zona. Las molestias suelen desaparecer en unos días o semanas, dependiendo de cada caso.

La forma de la mama que verá tras la intervención no será la definitiva, ya que va cambiando y adaptándose pasando un periodo de la operación.

9. ¿Qué seguimiento postoperatorio se le realizará?

Su profesional sanitario le pautará las revisiones y curas necesarias y le realizará un seguimiento de posibles complicaciones.

Reserve su primera consulta no presencial (online) con nuestro equipo de Cirugía Plástica ¡EN 5 SENCILLOS PASOS AQUÍ!