“Una mamografía anual a partir de los 40 años salva vidas.”

La mamografía constituye la piedra angular de las pruebas de imagen en el diagnóstico del cáncer de mama y es la primera exploración a realizar en la mayoría de los casos. Su aplicación rutinaria anual o bienal en pacientes a partir de 40-50 años ha demostrado reducir la mortalidad.

Es una técnica radiológica que utiliza rayos X para la detección de imágenes. El desarrollo en los últimos años de detectores digitales ha permitido obtener un barrido completo de la mama y una mejora significativa de la calidad de la imagen. En la mamografía digital el uso de píxeles de mínimo tamaño permite efectuar ampliaciones lo suficientemente precisas como para poder diagnosticar tumores de menos de 3mm.

El Centro de Patología de la Mama incorporó el primer equipo de mamografía digital de forma pionera en España en junio del año 2000 y en la actualidad el centro cuenta con siete unidades de diagnóstico.

La mamografía digital ofrece gran resolución de la imagen, comparable al sustrato en película, pero con infinitas posibilidades y soluciones al estudio y manejo de la imagen radiológica.

Actualmente disponemos en nuestros mamógrafos de sistemas CAD (Computer Assisted Diagnosis), una herramienta que de forma informática hace una segunda lectura de las mamografías, ayudando al radiólogo en su interpretación y detección de lesiones.

Consulta nuestras guías de Información para pacientesConsultar Guías