Una vez conseguido el volumen y la forma deseados de la mama, se realiza la reconstrucción del complejo areola y pezón (CAP). Tan importante es la forma y el volumen conseguido, como el aspecto general y la simetría del tórax de la paciente. En espera de realizar la reconstrucción del pezón y areola, se puede utilizar una prótesis externa de areola y pezón, estando disponible en diversos tamaños, color y proyección del pezón para conseguir mayor naturalidad.

Podemos reconstruir el CAP mediante diversas técnicas quirúrgicas o bien realizar un tatuaje o micropigmentación en 3D.

La cirugía se realiza generalmente con anestesia local, dura aproximadamente 1 hora y el postoperatorio es sencillo y sin dolor. El pezón reconstruido no tendrá la sensación erógena, ni reaccionará con el estimulo del tacto o del frío, pero su creación conseguirá el toque final que aportará naturalidad a la reconstrucción mamaria.

La reconstrucción de la areola se realiza utilizando un injerto de piel de otra zona del cuerpo (generalmente la ingle, donde la piel es más oscura), dejando una mínima cicatriz que pasa desapercibida o bien podemos tatuar la areola. La reconstrucción de la areola y el pezón mediante el tatuaje (micropigmentación) en 3D consigue el efecto de tridimensionalidad. El tatuaje tiene la ventaja que se realiza sin necesidad de pasar por el quirófano y basta aplicar una crema anestésica para no sentir molestias durante el procedimiento.

Conoce todos los cuidados necesarios para antes y después de los tratamientosUNIDAD DE RECUPERACIÓN